domingo, agosto 29

antivirus se busca

Finalmente, después de una larga espera de muchos días hábiles, don Sony se dignó a devolverme mi mejor amigo computador como nuevo. Ya no se pone azul de la nada. Además, Novio le instaló un par de cosas, incluyendo el antivirus que promete mantenernos a salvo de la adversidad. 

Lástima que el antivirus ese no se haga extensivo a la usuaria, para apoyarme en la misión de desalojar a los bichos que tuvieron la genial idea de elegir mi estómago como hábitat. De un momento a otro manifestaron su presencia de una forma bien poco glamorosa, y ahí supe que el cansancio, el dolor de cabeza y los puntitos blancos que veía en todas partes no eran síntomas de intolerancia al trabajo, sino un sutil adelanto de lo que se venía. 

Y lo que se vino fue la sensación de estar llegando de un carrete demoledor y de haber corrido un par de maratones, todo al mismo tiempo. Además, era como si tuviera un niño aprendiendo a caminar justo sobre mis costillas y las paredes del departamento se movían como si estuviera dentro de una juguera. Pésimo.

Mientras no hacía nada más que mirar el techo de mi pieza, recordé que una de las cosas que quedaron pendientes de mis vacaciones era quedarme en la casa sin hacer nada y levantándome de la cama sólo para comer. Deseo cumplido, aunque por un par de días técnicamente no pude ni comer. Una linda cachetada de la vida, como diciéndome "no te gustó quejarte de la pega? ahora aguántate y acuéstate!".

Diría que no me voy a quejar más, pero sé que es mentira. No es que no me guste trabajar, de hecho creo que cada vez que estoy mucho rato sin hacer nada empiezo a enloquecer de distintas formas. Mi problema es que mi pega actual me aburre y que mis compañeritos de oficina insisten en asesinarse mutuamente, entonces así es bien difícil que a uno le den ganas de pasar ocho horas diarias sentada frente al mismo escritorio de aquí a la eternidad.

He tenido harto tiempo para pensar en eso durante los últimos días, desde que mi estómago dejó de tener vida propia. Y creo que llegó la hora de hacer algo al respecto.

4 comentarios:

.M.aco. dijo...

Puuuuuucha Pau, que lata estar enferma. Espero que ya estés mejor (como tu computador).

Entonces, te vas a buscar otra pega?

Saludos!

PauS dijo...

Sip, es la idea empezar a buscar algo, a ver qué pasa...

Ya ya estoy mejor, volví a la vida y tengo haaaaambre, creo que ese es el mejor síntoma. Gracias!

.M.aco. dijo...

Me alegro!


Que te vaya bien con la búsqueda :)

Flo dijo...

ah veo que no lo interpreté erróneamente.
¡que te vaya bien en la búsqueda!
¡y en lo estomacal, jajaja!

 

Blog Template by YummyLolly.com - RSS icons by ComingUpForAir